Michel Temer pasó “muy triste” y sin comer su primera noche preso

Tranquilo, muy triste, indignado, sin comer. Así pasó su primera noche preso el expresidente brasileño Michel Temer , arrestado preventivamente ayer por corrupción en un nuevo capítulo de la operación Lava Jato.

RIO DE JANEIRO.- Tranquilo, muy triste, indignado, sin comer. Así pasó su primera noche preso el expresidente brasileño Michel Temer, arrestado preventivamente ayer por corrupción en un nuevo capítulo de la operación Lava Jato.

Temer, de 78 años, está detenido en una dependencia de la Superintendencia de la Policía Federal en la zona portuaria de Rio de Janeiro y pasó la noche en una sala de 20 metros cuadrados, una de las pocas del edificio que tiene baño privado, aire acondicionado y frigobar. No cenó -dijo que no tenía hambre- y se lo vio abatido, según informó el diarioO Globo.

Anoche, el exministro de la Secretaría de Gobierno Carlos Marun pudo ver a Temer. Dijo que está “tranquilo, pero muy triste”. También aseguró que está “sorprendido, indignado” porque “tiene conocimiento jurídico y sabe de la improcedencia de la decisión judicial que determinó la detención”.

Temer fue apresado en San Pablo y trasladado a la ciudad carioca. Está acusado por el Ministerio Público Federal en Río de Janeiro de recibir un millón de reales (US$263.000) en sobornos a cambio de contratos de obras en la usina nuclear Angra 3, en Río de Janeiro, y de ser el jefe de una “organización criminal” que obtuvo e intentó lavar 1800 millones de reales (US$474 millones) en desvíos de fondos públicos y pagos ilícitos de empresarios para ganar licitaciones. Está a la espera de la resolución de un recurso de habeas corpus presentado por su defensa.

“Está siendo bien tratado, pero está muy triste y aguardando que esta situación se revierta lo más rápido posible”, agregó Marún.

Temer fue arrestado dos meses y veinte días después de dejar el Palacio del Planalto y de perder la inmunidad que le garantizaba su cargo. Miembro del conservador Movimiento Democrático Brasileño (MDB), Temer se convirtió en el segundo exmandatario brasileño detenido desde el retorno de la democracia tras el encarcelamiento el año pasado de Luiz Inacio Lula da Silva , del Partido de los Trabajadores (PT), condenado a 12 años de prisión también por una causa del Lava Jato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *