LA PRESIDENTA DEL CONSEJO ESCOLAR LE ADJUDICÓ AL TEMPORAL Y A DEFICIENCIAS EN LA CONSTRUCCIÓN LA RESPONSABILIDAD POR LA CAÍDA DE PARTE DEL CIELORRASO DEL INSTITUTO DE FORMACIÓN DOCENTE

La Presidenta del Consejo Escolar local María Laborde explicó que la caída de parte del cielorraso del Instituto de Formación Docente y Técnica Nº 70 se produjo en parte por el temporal de viento que azotó la ciudad recientemente.

Fue allí cuando, según explicó, se desclavaron chapas del techo lo que luego habría producido el desprendimiento.

Laborde reconoció que la empresa encargada de la construcción de la parte nueva del edificio –inaugurada en 2018- no habría utilizado los elementos necesarios para garantizar el sostenimiento de la estructura.

La funcionaria adelantó que los inspectores realizaron las consultas a autoridades educativas de la Provincia para determinar si se podrá realizar algún reclamo.

“Se hizo la evaluación de todo el pasillo y los baños con el proveedor que va a trabajar para cambiar todo el cielorraso, se va a asegurar toda la parte que no tuvo desprendimiento y reemplazar los demás”.

“Se van a evaluar las cuatro aulas que tienen este tipo de cielorraso para evitar inconvenientes”.

Laborde repasó cómo avanzan otras obras públicas relacionadas con el ámbito educativo, como la culminación del edificio que alberga a la Escuela Secundaria 2 y el CENS 451, en calles Las Heras e Irigoyen y el Jardín de Infantes que se construye a pocos metros.

En el caso de las escuelas dijo que hay dos aulas en un alto grado de avance en la obra y en la construcción del Jardín, expresó que la estimación es que esté concluido para fin de año.

“Hay una necesidad real de un aula más en el turno de la mañana, hay dos aulas muy avanzadas, estamos en dialogo constante con el constructor, se va a tratar de terminar rápidamente dos para poder ir ampliando la capacidad de la institución”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *